¿Qué es la Alquimia? La eterna búsqueda de la Piedra Filosofal

La Alquimia es una práctica antigua envuelta en misterio y secreto. El objetivo de todo alquimista era convertir el plomo en oro. Esta fue una búsqueda que capturó la imaginación de la gente durante miles de años. Sin embargo, los objetivos de la alquimia iban mucho más allá que el simple objeto de crear lingotes de oro.

La Alquimia estaba arraigada en una compleja cosmovisión espiritual. Todo a nuestro alrededor contiene una especie de espíritu universal. Y se creía que los metales no sólo estaban vivos, sino que también crecían dentro de la Tierra. Cuando se encontró un metal base, o común, como el plomo, se pensó que era simplemente una forma espiritual y físicamente inmadura de metales superiores como el oro.

¿Qué es la Alquimia?

Como señala James Randi en su “Enciclopedia de afirmaciones, fraudes y engaños de lo oculto y lo sobrenatural

A partir del año 100 y hasta llegar a su flor en la época medieval, la alquimia era un arte que se basa en la experimentación y en parte en la magia. Los primeros investigadores de los procesos naturales centraron su búsqueda en una sustancia mítica que conocían como Piedra Filosofal, que se suponía que poseía muchos atributos valiosos como el poder de curar, prolongar la vida y convertir metales básicos en metales preciosos, como el oro. Esta “Piedra Filosofal” no era una piedra literal, sino una cera, un líquido o un polvo que tenía poderes mágicos.

Historia de la alquimia

El historiador Nevill Drury, en su libro “Magia y brujería“, señala lo siguiente:

Se cree que la palabra alquimia deriva de una palabra egipcia, ‘chem’ o ‘qem’, que significa negro. Esto es una referencia a los suelos aluviales negros que bordean el Nilo…. Sabemos que la palabra griega ‘chyma’, que significa fusionar o fundir metales, se estableció en árabe como ‘al kimia’ – de la que se deriva la alquimia”. El papel árabe en la difusión de la Alquimia es significativo; muchos libros sobre alquimia tuvieron traducción al árabe desde el griego antes de llegar al público.

Los alquimistas no consideraban todos los metales como igualmente maduros o “perfectos”. El oro simbolizaba el más alto desarrollo de la naturaleza y llegó a personificar la renovación y regeneración humana. Un ser humano ‘dorado’ resplandecía de belleza espiritual y victoria sobre el poder acechante del mal. El metal más bajo, el plomo, representaba al individuo pecador e impenitente que fue fácilmente vencido por las fuerzas de las tinieblas…. Si el plomo y el oro consistían en fuego, aire, agua y tierra, entonces seguramente cambiando las proporciones de los elementos constituyentes, el plomo podría ser transformado en oro. El oro era superior al plomo porque, por su propia naturaleza, contenía el equilibrio perfecto de los cuatro elementos.

¿Qué es la Alquimia? alqumistas trabajando

Newton y sus apuntes alquimistas

La alquimia estuvo presente en algunos personajes históricos. Por ejemplo, Isaac Newton, mejor conocido por su estudio de la gravedad y sus leyes del movimiento, también escribió más de un millón de palabras de notas alquímicas a lo largo de su vida, según los historiadores.

En marzo de 2016, la Chemical Heritage Foundation compró un manuscrito de alquimia del siglo XVII escrito por Newton. Enterrado en una colección privada durante décadas, el manuscrito detallaba cómo hacer mercurio filosófico. Este es uno de los pasos hacia la fabricación de la piedra filosofal, una sustancia mágica que se cree que tiene la capacidad de convertir cualquier metal en oro y dar vida eterna.

newton y la alqumia

El curador de libros raros de la Chemical Heritage Foundation, James Voelkel, dijo que el texto probablemente fue copiado de un químico estadounidense llamado George Starkey.

¿La Alquimia es real?

Está claro por qué la alquimia estaba condenada al fracaso: tenía una mala comprensión de la química y la física básicas. Los alquimistas basaron sus teorías y experimentos en la suposición aristotélica de que el mundo y todo lo que hay en él está compuesto de cuatro elementos básicos (aire, tierra, fuego y agua), junto con tres que llamaban sustancias “esenciales”: sal, mercurio y azufre. Hoy sabemos que el universo está formado por átomos y elementos. Como el plomo y otros metales no están compuestos de fuego, aire, tierra y agua, no es posible ajustar los porcentajes de esos elementos y convertirlos en oro.

Aunque la Alquimia nunca tuvo éxito, eso no impidió que la gente dijera que había resuelto el antiguo acertijo. Durante siglos se corrió el rumor de que algunas personas descubrieron la Piedra Filosofal. Ya que la inmortalidad era una de sus propiedades, el hecho de que ahora estén todos muertos sugiere lo contrario. Algunas personas ricas contrataron a alquimistas para que realizaran investigaciones en su nombre, aunque nunca vieron el rendimiento de su inversión.

cuatro elementos aristotelicos
Los 4 elementos: agua, tierra, aire y fuego

Aunque la Piedra Filosofal era un mito y la alquimia fracasó, los alquimistas no estaban completamente equivocados. Con equipos modernos de física, como los aceleradores de partículas, es posible crear oro a partir de otros elementos, aunque las cantidades son sub-microscópicas y el proceso cuesta mucho más de lo que vale el oro resultante.

Aunque la Alquimia desapareció hace mucho tiempo, el contraste entre el plomo y el oro permanece. El plomo es un metal común y venenoso que puede dañar a los niños y causar daño cerebral. El oro es altamente valorado, atesorado y a menudo usado como joya. Aunque la Alquimia nunca alcanzó sus metas de inmortalidad o de convertir el plomo en oro, dejó un legado importante. Los alquimistas fueron los primeros practicantes de lo que se convertiría en la Química moderna.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *