La Peste Negra: Causas y síntomas de la muerte negra

La Peste Negra es la pandemia que afectó la mayor parte de Europa y Asia entre 1346 y 1353. Otros nombres como se le conoce es la Peste Bubónica y la Muerte Negra. Esta pandemia aniquiló entre 100 y 200 millones de personas en pocos años. La causa fue la bacteria Yersinia pestis. Las pulgas de los roedores fue el medio de transporte de esta bacteria. La plaga era una enfermedad letal. Los síntomas eran vómitos, furúnculos y tumores llenos de pus, y piel ennegrecida y muerta.

En 1347 un barco regresaría de un viaje a través del Mar Negro con toda su tripulación muerta, enferma o con fiebre y sin poder comer. La Peste Negra había llegado a Europa. Debido a su alta tasa de transmisión, ya sea a través del contacto directo con pulgas portadoras de la bacteria o a través de patógenos transmitidos por el aire, la calidad de vida en Europa durante el siglo XIV y la densa población de las zonas urbanas, la Peste Negra pudo propagarse rápidamente y diezmó entre el 30 y el 60 por ciento de la población total de Europa.

la peste negra

La plaga hizo varios resurgimientos en todo el mundo a lo largo de los siglos XIV al XIX. Pero las innovaciones en la medicina moderna, junto a estándares más altos de higiene y métodos más fuertes de prevención de enfermedades y mitigación de brotes epidémicos, eliminaron casi por completo esta enfermedad medieval del planeta.

Los Cuatro Principales tipos de Plaga

Durante el siglo XIV hubo muchas manifestaciones de la Peste Negra, pero cuatro formas sintomáticas principales de la peste emergieron al frente de los registros históricos: la Peste Bubónica, la Peste Neumónica, la Peste Septicémica y la Peste Entérica.

Peste Bubónica

Entre sus características tenemos las grandes hinchazones llenas de pus (bubones). La causa fue las picaduras de pulgas con sangre infectada, la cual luego estallaría y propagaría aún más la enfermedad a cualquier persona que entrara en contacto con el pus infectado.

muertos en las calles de europa del siglo xiv

Peste Neumónica

No tenían bubones, pero sufrían severos dolores en el pecho, sudaban mucho y tosían sangre infectada. Esto podía liberar patógenos que por medio del aire infectarían a cualquier persona cercana. Prácticamente nadie sobrevivió a la forma neumónica de la Peste Negra.

Peste Septicémica

Se producía cuando el contagio envenenaba el torrente sanguíneo de la víctima, matando casi instantáneamente a la víctima antes de que cualquier síntoma notable tuviera oportunidad de desarrollarse.

Peste Entérica

Atacó el sistema digestivo de la víctima, pero también mató al paciente con demasiada rapidez para el diagnóstico de cualquier tipo, especialmente porque los europeos medievales no tenían forma de saber nada de esto, ya que las causas de la peste no se descubrieron hasta finales del siglo XIX.

Síntomas de la peste negra

Causó escalofríos, dolores, vómitos e incluso la muerte entre las personas más sanas en cuestión de pocos días.

Para aquellos que vivieron lo suficiente para mostrar síntomas, la mayoría de las víctimas de la muerte negra inicialmente experimentaron dolores de cabeza que se convirtieron rápidamente en escalofríos, fiebres y, finalmente, agotamiento, y muchos también experimentaron náuseas, vómitos, dolor de espalda y dolor en los brazos y las piernas, así como fatiga general y letargo general.

síntomas de la muerte negra

Con frecuencia, aparecían hinchazones que consistían en bultos duros, dolorosos y ardientes en el cuello, debajo de los brazos y en la parte interna de los muslos. Pronto, estas hinchazones crecieron al tamaño de una naranja y se tornaron negras. Se abrieron y comenzaron a exudar pus y sangre.

Las protuberancias e hinchazones causaron sangrado interno. Esto ocasionó sangre en la orina, sangre en las heces y charcos de sangre debajo de la piel. Provocaba furúnculos y manchas negras en todo el cuerpo. Todo lo que salía del cuerpo olía asqueroso, y la gente sufría un gran dolor antes de morir, que podía llegar tan rápido como una semana después de contraer la enfermedad.

Transmisión de la Peste Negra

La bacteria Yersinias Pestis es la causante la Peste Negra. A menudo usa como transporte las pulgas en roedores como ratas y ardillas. Se trasmite a los seres humanos de diferentes maneras, cada una de las cuales crea un tipo diferente de plaga.

causas de la peste negra

La plaga también se transmitía ocasionalmente por contacto directo con un portador a través de heridas o cortes abiertos, que transfirieron la enfermedad directamente al torrente sanguíneo.

Prevención de la propagación

En la época medieval, la gente moría con tanta rapidez y en un número tan elevado que se cavaban pozos de entierro, se llenaban hasta rebosar y se abandonaban. Los cadáveres, a veces todavía vivos, se encerraban en casas que luego se quemaban hasta los cimientos. Y los cadáveres se dejaban donde morían en las calles, todo lo cual no hacía más que propagar la enfermedad a través de agentes patógenos transportados por el aire.

Para sobrevivir, los europeos, rusos y orientales tuvieron que ponerse en cuarentena para alejarse de los enfermos. Desarrollaron mejores hábitos de higiene e incluso emigraron a nuevos lugares para escapar de los estragos de la plaga.

mujer con una carretilla de cádaveres

La Peste Negra, disminuyó a finales de la década de 1350 gracias en gran medida a estos nuevos métodos de control de la enfermedad.

Muchas prácticas se desarrollaron durante este tiempo para prevenir la propagación de la enfermedad. Estas incluían doblar la ropa limpia y guardarla en cofres de cedro lejos de animales y alimañas; matar y quemar los cadáveres de ratas en el área; usar aceites de menta o de pennyroyal en la piel para desalentar las picaduras de pulgas. Y por último, mantener los fuegos encendidos en la casa para protegerse de los bacilos del aire.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *