Mito de Viracocha ¡La Creación del mundo según los incas!

El mito de Viracocha o Wiracocha narra la creación del mundo según los incas. La leyenda cuenta que, Viracocha emergió del lago Titicaca y creó todas las cosas del mundo, incluyendo al hombre, antes de navegar hacia el Océano Pacífico.

La Cultura Inca

La cultura Inca gobernó un poderoso imperio que se extendía desde la actual Colombia hasta Chile. Su religión se centró en un pequeño panteón de dioses incluyendo a Viracocha, el Creador, Inti, el Sol, y Chuqui Illa, el Trueno. Las constelaciones en el cielo nocturno eran veneradas como animales celestiales especiales.

mito de viracocha

El Archivo Incaico y los Cronistas Españoles:

Es importante señalar que aunque los incas no tenían escritura, tenían un sofisticado sistema de registro. Tenían toda una clase de individuos cuyo deber era recordar las historias orales, transmitidas de generación en generación. También tenían quipus, conjuntos de cuerdas anudadas que eran notablemente precisas, especialmente cuando se trataba de números. Fue por estos medios que el mito de Viracocha de la creación Inca fue perpetuado. Después de la conquista, varios cronistas españoles escribieron los mitos de la creación que escucharon.

Aunque representan una fuente valiosa, los españoles estaban lejos de ser imparciales: pensaban que estaban escuchando herejías peligrosas y juzgaban la información en consecuencia. Por lo tanto, existen varias versiones diferentes del mito de la creación Inca: lo que sigue es una compilación de los puntos principales en los que los cronistas están de acuerdo.

El mito de Viracocha

Al principio, todo era oscuridad y nada existía. Viracocha el Creador salió de las aguas del lago Titicaca y creó la tierra y el cielo antes de regresar al lago. También creó una raza de personas, en algunas versiones de la historia eran gigantes. Esta gente y sus líderes disgustaron a Viracocha, así que él salió del lago otra vez e inundó el mundo para destruirlos. También convirtió a algunos de estos hombres (gigantes) en piedras. Luego Viracocha creó el Sol, la Luna y las estrellas.

Viracocha crea gente a su imagen y semejanza

Entonces Viracocha para enmendar su error, decidió crear nuevos seres humanos semejantes a él. Además, hizo que los hombres poblaran las diferentes áreas y regiones del mundo. Creó a las personas, pero las dejó dentro de la Tierra. Wiracocha entonces creó otro grupo de hombres, llamándolos viracochas.

Habló a estos viracochas y les hizo recordar las diferentes características de los pueblos que poblarían el mundo. Entonces ordenó que se dispersaran menos a dos, a quienes instruyó.

mito de viracocha

Los viracochas fueron a las cuevas, arroyos, ríos y cascadas de la tierra, cada lugar donde Wiracocha determinó que la gente saldría de la Tierra. Los viracochas hablaron a la gente en estos lugares, diciéndoles que llegó el momento de que salieran de la Tierra. El pueblo salió y pobló la tierra.

Viracocha y el pueblo de Cañas

Viracocha entonces habló con los dos que se quedaron con él. Envió uno al este a la región llamada Andesuyo y el otro al oeste a Condesuyo. Su misión, como las otros viracochas, era despertar a la gente y contarles sus historias. El propio dios Viracocha o Wiracocha partió en dirección a la ciudad de Cusco. A medida que avanzaba, despertaba a las personas que estaban en su camino.

Algo curioso ocurrió en su camino a Cusco, en la provincia de Cacha: El dios despertó a la población de Cañas, quienes emergieron de la Tierra, pero no reconocieron a Viracocha. Lo atacaron y él hizo llover fuego sobre una montaña cercana. Los Cañas reconocieron su error y él los perdonó.

Viracocha crea la ciudad de Cusco:

Viracocha continuó hacia Urcos, donde se sentó en la alta montaña y le dio a la gente una estatua especial. Luego fundó la ciudad de Cusco. Allí llamó desde la Tierra a los Orejones, que se convertirían en los señores y la clase dominante del Cusco.

el dios viracoha o wiracocha

Wiracocha también otorgó el nombre de Cusco a la ciudad. Una vez hecho esto, caminó hacia el mar, despertando a la gente a medida que avanzaba. Cuando llegó al océano, los viracochas lo esperaban. Juntos cruzaron el océano después de dar a su pueblo un último consejo: cuidado con los hombres falsos que vendrían y se harían pasar por los viracochas.

Variaciones del mito de Viracocha

Debido al número de culturas conquistadas, los medios para mantener la historia y los españoles poco fiables que la escribieron por primera vez, hay varias variaciones del mito de Viracocha. Por ejemplo, Pedro Sarmiento de Gamboa (1532-1592) cuenta una leyenda del pueblo Cañari (que vivía al sur de Quito) en la que dos hermanos escaparon de la destructiva inundación de Viracocha subiendo una montaña.

Después de que las aguas bajaron, hicieron una cabaña. Un día vinieron a casa a buscar comida y bebida para ellos. Esto sucedió varias veces, así que un día se escondieron y vieron a dos mujeres Cañari traer la comida.

Los hermanos salieron de su escondite, pero las mujeres huyeron. Entonces los hombres rezaron a Viracocha, pidiéndole que enviara a las mujeres de regreso. Viracocha accedió a su deseo y las mujeres regresaron. La leyenda dice que todos los Cañari descienden de estas cuatro personas.

Este es el mito de Viracocha o Wiracocha, ¿Alguna vez escuchaste de él? ¿Qué opinas de este mito?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *