Los lombardos, la tribu germánica que habitó el norte de Italia

Los lombardos eran una tribu germánica que estableció su reino en Italia. Se les conoce también como Longobardos. Su nombre en latín, es Langobardus, que significa barba larga.

Orígenes de los lombardos

Los orígenes de los lombardos se remontan al siglo I d.C. cuando se establecieron en el noroeste de Alemania. Eran una de las tribus que formaban parte de los Suevos, y aunque esto ocasionalmente los llevó a entrar en conflicto con otras tribus germánicas y celtas, así como con los romanos, en su mayor parte el mayor número de lombardos llevaba una existencia bastante pacífica, tanto sedentaria como agrícola.

los lombardos

Luego, en el siglo IV d.C. los lombardos comenzaron una gran migración hacia el sur que los llevó a través de la actual Alemania y a lo que hoy es Austria. A finales del siglo V d.C., se establecieron con bastante firmeza en la región al norte del río Danubio.

Una nueva dinastía real

A mediados del siglo VI, un líder lombardo llamado Alduino tomó el control de la tribu. Con él se iniciaría una nueva dinastía real. Alduino aparentemente instituyó una organización tribal similar al sistema militar utilizado por otras tribus germánicas, en el cual las bandas de guerra formadas por grupos de parentesco eran dirigidas por una jerarquía de duques, condes y otros comandantes. Para entonces, los lombardos eran cristianos, pero eran cristianos arrianos.

alboino ingresa a pavia

A partir de mediados de la década de 540, los longobardos se enfrentaron a los Gépidos. El conflicto duraría unos 20 años. Fue el sucesor de Alduino, Alboino, quien finalmente puso fin a la guerra con los Gépidos. Al aliarse con los vecinos orientales de los Gépidos, los Avaros, Alboino pudo destruir a sus enemigos y matar a su rey, Cunimundo, en aproximadamente el año 567. Luego obligó a la hija del rey, Rosamunda, a casarse con él.

Los lombardos se establecen en Italia

Alboino se dio cuenta de la inestabilidad del Imperio Bizantino, después de la guerra con los Ostrogodos (Guerra Gótica), con sus dominios, que dejaron la región del norte de Italia casi indefensa. Consideró que era un momento propicio para trasladarse a Italia y cruzar los Alpes en la primavera de 568.

Los lombardos encontraron muy poca resistencia, y durante el año y medio siguiente sometieron a Venecia, Milán, Toscana y Benevento. Si bien se extendieron por el centro y el sur de la península italiana, también se centraron en Pavia, que cayó en manos de Alboino y sus ejércitos en el año 572 d.C., y que más tarde se convertiría en la capital del reino lombardo.

última cena de alboinio
La última cena de Alboinio, antes de su muerte

Poco después de esto, Alboino fue asesinado. Al parecer la probable asesina fue Rosamunda y posiblemente con la ayuda de los bizantinos. El reinado de su sucesor, Clefi, duró sólo 18 meses, y fue notable por el trato despiadado de Clefi con los ciudadanos italianos, especialmente con los terratenientes.

El gobierno de los duques

Cuando Clefi murió, los lombardos decidieron no elegir otro rey. En cambio, los comandantes militares (en su mayoría duques) tomaron el control de la ciudad y el territorio circundante. Sin embargo, el dominio de los duques no fue menos violento que el anterior gobierno de Clefi, y para el año 584 los duques provocaron una invasión por una alianza de francos y bizantinos.

los lombardos

Los lombardos colocaron al hijo de Clefi, Autario en el trono con la esperanza de unificar sus fuerzas y oponerse a la amenaza. Al hacerlo, los duques renunciaron a la mitad de sus propiedades para mantener al rey y su corte. En este punto Pavía, donde se construyó el palacio real, se convirtió en el centro administrativo del reino lombardo.

A la muerte de Autario en 590, Agilulfo, duque de Turín, tomó el trono. Fue Agilulfo quien pudo recuperar la mayor parte del territorio italiano que los francos y bizantinos conquistaron.

Carlomagno conquista a los lombardos

La paz relativa prevaleció durante el siguiente siglo más o menos, durante el cual los lombardos se convirtieron del arrianismo al cristianismo ortodoxo, probablemente a finales del siglo VII. Luego, en 700 d.C., Ariberto II tomó el trono y reinó cruelmente durante 12 años. El caos que resultó finalmente terminó cuando Liutprando tomó el trono.

Posiblemente el mayor rey lombardo de todos los tiempos, Liutprando se centró en gran medida en la paz y la seguridad de su reino, y no buscó expandirse hasta varias décadas después de su reinado. Cuando miró hacia afuera, empujó lenta pero constantemente a la mayoría de los gobernadores bizantinos que se fueron a Italia. Generalmente se le considera un gobernante poderoso y beneficioso.

carlomagno conquista a los lombardos

Una vez más, el reino lombardo vivió varias décadas de relativa paz. Entonces el Rey Astolfo (reinó 749-756) y su sucesor, Desiderio (reinó 756-774), comenzaron a invadir el territorio papal.

El Papa Adriano I acudió a Carlomagno en busca de ayuda. El rey franco actuó con rapidez, invadió el territorio lombardo y asedió Pavia. En aproximadamente un año, conquistó al pueblo lombardo. Carlomagno se llamó a sí mismo “Rey de los Lombardos” así como “Rey de los Francos“. En 774 el reino lombardo en Italia ya no existía, pero la región del norte de Italia donde floreció todavía se conoce como Lombardía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *