Qué son las células HeLa y por qué son importantes

Las células HeLa son la primera línea celular humana inmortal. Derivan de una muestra de células de cáncer de cuello uterino tomadas de una mujer afroamericana llamada Henrietta Lacks el 8 de febrero de 1951.

Como habrás inferido el nombre proviene de las primeras letras iniciales de la paciente (HeLa). En 1953, Theodore Puck y Philip Marcus clonaron HeLa. Son las primeras células humanas en ser clonadas y donaron muestras libremente a otros investigadores. El uso inicial del linaje celular fue en la investigación del cáncer. Sin embargo, con el tiempo las células HeLa dieron lugar a numerosos avances médicos y casi 11,000 patentes.

Por qué son inmortales las células HeLa

Normalmente, los cultivos celulares humanos mueren dentro de unos días después de un número determinado de divisiones celulares a través de un proceso llamado senescencia. Esto presenta un problema para los investigadores. Porque los experimentos con células normales no pueden repetirse en células idénticas (clones), ni las mismas células pueden usarse para un estudio extendido.

células HeLa

Todo cambió cuando el biólogo celular George Otto Gey tomó una célula de la muestra de Henrietta Lack. Permitió que se dividiera y descubrió que el cultivo sobrevivía indefinidamente si se le daban nutrientes y un ambiente adecuado. Las células originales continuaron mutando. Ahora, hay muchas cepas de HeLa, todas derivadas de la misma célula individual.

Los investigadores creen que la razón por la cual las células HeLa no sufren la muerte programada es porque mantienen una versión de la enzima telomerasa que previene el acortamiento gradual de los telómeros de los cromosomas. El acortamiento de los telómeros está implicado en el envejecimiento y la muerte.

Aportaciones de las células HeLa

Las células HeLa se usan para evaluar los efectos de la radiación, los cosméticos, las toxinas y otros químicos en las células humanas. Son fundamentales en el mapeo de genes y el estudio de enfermedades humanas, especialmente el cáncer. Sin embargo, la aplicación más significativa es su aporte en el desarrollo de la primera vacuna contra la poliomielitis.

vacuna contra la piolo
Gracias a su uso se pudo prevenir la poliomielitis

Las células HeLa se usaron para mantener un cultivo de virus de la poliomielitis en células humanas. En 1952, Jonas Salk probó su vacuna contra la polio en estas células y las usó para producirla en masa.

Desventajas de usar células HeLa

Si bien la línea celular HeLa llevó a avances científicos sorprendentes, las células también pueden causar problemas. El problema más importante con las células HeLa es cuán agresivamente pueden contaminar otros cultivos celulares en un laboratorio.

Los científicos no prueban rutinariamente la pureza de sus líneas celulares. Por tanto, HeLa contaminó muchas líneas in vitro (10 y 20 por ciento) antes que se identificara el problema. Gran parte de la investigación realizada sobre linajes celulares contaminados tuvo que ser desechada. Algunos científicos se niegan a permitir que dichas células entren en sus laboratorios para controlar el riesgo.

células HeLa

Otro problema es que no tiene un cariotipo humano normal (número y apariencia de los cromosomas en una célula). Henrietta Lacks (y otros humanos) tienen 46 cromosomas (diploides o un conjunto de 23 pares), mientras que el genoma HeLa consta de 76 a 80 cromosomas (hipertriploides, incluidos 22 a 25 cromosomas anormales).

Los cromosomas adicionales provienen de la infección por el virus del papiloma humano que condujo al cáncer. Si bien se parecen a las células humanas normales de muchas maneras, no son normales ni completamente humanas. Por lo tanto, hay limitaciones para su uso.

Problemas de consentimiento y privacidad

El nacimiento del nuevo campo de la biotecnología introdujo consideraciones éticas. Algunas leyes y políticas modernas surgieron de problemas actuales que rodean a las células HeLa.

Según la norma en ese momento, a Henrietta Lacks no se le informó que sus células cancerosas servirían para investigación. Años después de que el linaje HeLa se hiciera popular, científicos tomaron muestras de otros miembros de la familia Lacks. Igual que con Henrietta no explicaron el motivo de las pruebas.

henrietta lacks
Henrietta Lacks

En la década de 1970, se contactó a la familia Lacks. La razón era que los científicos buscaban comprender la razón de la naturaleza agresiva de las células. Finalmente, la familia se enteraba sobre HeLa. Sin embargo, en 2013, científicos alemanes mapearon el genoma HeLa y lo hicieron público, sin consultar a la familia Lacks.

No se requirió informar a un paciente o familiares sobre el uso de muestras obtenidas a través de procedimientos médicos en 1951, ni se requiere hoy en día. En 1990 la Corte Suprema de California dictaminó que las células de una persona no son de su propiedad y pueden ser comercializadas.

Sin embargo, la familia Lacks aceptó un acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (NIH) respecto al acceso de HeLa. Los investigadores que reciben fondos del NIH deben solicitar el acceso a los datos. Otros investigadores no están restringidos, por lo que los datos sobre el código genético de Lacks no son completamente privados.

Si bien las muestras de tejido humano continúan almacenándose, las muestras ahora se identifican mediante un código anónimo. Sin embargo, aun discuten cuestiones de seguridad y privacidad. Ya que los marcadores genéticos pueden dar pistas sobre la identidad de un donante involuntario.

Resumen

  • Las células HeLa son la primera línea celular humana inmortal.
  • Provenían de una muestra de cáncer de cuello uterino obtenida de Henrietta Lack en 1951. Esta muestra fue tomada sin el conocimiento o permiso de la paciente.
  • Permitieron muchos descubrimientos científicos importantes, pero existen desventajas para trabajar con ellas.
  • Las células HeLa ponen en juicio el examen de las consideraciones éticas del trabajo con células humanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *